RELACIONES ESTADO-NARCOTRÁFICO: Expansión del Narcomenudeo en Argentina.

Actualizado: 16 abr 2021



Autor Cristian Sebastián Antonio Ruíz - Argentina.


1.- INTRODUCCIÓN:


El presente trabajo tiene como objetivo analizar los factores que fueron determinantes en la relación entre el narcotráfico y la Policía, esta relación constituye el parámetro sobre el cual se basa el crecimiento exponencial del microtráfico a través del apoyo funcional.


Sin embargo, la misma obedece a una estructura compuesta por una multiplicidad de causas que la componen, claro está que en esa dinámica debe estar integrada la sociedad como receptor o destinatario del problema.


Las políticas de lucha contra el narcotráfico, enmarcadas en los paradigmas internacionales, no han tenido éxito por la falta de un diagnóstico certero desde el gobierno, sumado a la creencia que nuestro país es un lugar de tránsito y que el consumo y venta minorista se resuelve mediante una respuesta punitivista, se han creado las condiciones para el crecimiento de la criminalidad organizada de la mano con el aumento de la corrupción estatal-policial.


2.- DESARROLLO:


El Narcotráfico como modalidad del crimen organizado tiene un carácter esencialmente económico, observa su máxima expresión en un sistema capitalista, “ello se presenta más allá del tipo de régimen político, democrático o autoritario, y de su ubicación periférica o central en el sistema internacional” (Tocatlian, 2000, p.61), del estado que se trate. Opera en todas partes del mundo, Independientemente del desarrollo de un país o de las condiciones sociales desiguales; es un fenómeno multicausal, que trasciende las clases sociales, por eso el narcotráfico se erige como transnacional.


El Narcotráfico se refiere al abastecimiento de drogas ilícitas en un mercado ilegal y global, que demanda la provisión de ellos. Como actividad tiene dos dimensiones: 1) de carácter general, denominada “Macrotráfico” que se refiere a la provisión de grandes cantidades de sustancias ilícitas (1), de un origen hacia un destino, con el objeto de abastecer ese mercado. 2) un microtráfico, que se refiere a la relación de intermediación que se da entre consumidor y vendedor de la droga, que opera en el mercado interno de un país.


Las notas características que se extraen son: a) hay bienes y servicios demandados, b) son prohibidos, c) generador de organizaciones encargadas de proveerlos. “En la medida en que existan bienes y servicios demandados por el público y que, sin embargo, permanezcan prohibidos o sean declaradas ilegales, siempre existirán los incentivos, las oportunidades y las condiciones para que prosperen modalidades de criminalidad” (2).


El problema del Macrotráfico a nivel mundial se ha enmarcado en la idea del Prohibicionismo como tendencia general hacia la prohibición de las drogas. La regla es su no permisión de manera absoluta, salvo dos excepciones: su utilización con fines médicos y científicos; cualquier otro uso debe ser reprimido y eliminado.


Sobre el Microtráfico, la tendencia también es prohibicionista, los Estados tienen una “Camisa de Fuerza” para manejar la cuestión de consumo, pero sin alterar los parámetros universales. Sobre esta modalidad de narcotráfico, se efectúa el presente análisis.


En términos generales, las políticas públicas sobre el narcotráfico en Argentina se encuadran bajo este paradigma: La principal premisa es erradicar de la sociedad el flagelo de la droga y extinguir las organizaciones criminales dedicadas su producción, tráfico y venta. Lo que se pretende es un “Mundo sin drogas” (3), en consonancia con los preceptos marcados internacionalmente. Pero la “idea de una Argentina sin narcotráfico en un mundo libre de drogas” que ha inspirado a las políticas de prevención y control del narcotráfico resulta endeble, desde el punto de vista teórico y empírico (Souto Zabaleta. 2019, p. 53).


Desde lo teórico, resulta una tarea utópica plantear la erradicación por completo del narcotráfico, por las características de estos grupos criminales: los mismos han adquirido grandes magnitudes traducidas en dominio territorial, penetración social, protección estatal-policial y grandes recursos económicos. Entonces en “El prohibicionismo mismo, por tanto, está en la raíz del fenómeno criminal y este hecho no puede pasar inadvertido ni ser tergiversado”. (Tokatlian, 2000, p. 59).


Justamente desde el punto de vista empírico, cuando la sociedad demanda determinados bienes y servicios que se encuentran bajo el prohibicionismo, se generan las condiciones para el surgimiento y crecimiento de organizaciones encargadas de su provisión. Basta con observar que en Argentina sigue habiendo tráfico de drogas ilegales, aumento del consumo y la venta ilegal. Dos datos para graficar el problema:


1.- El crecimiento del consumo: “Según el informe elaborado por la Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas de la Nación Argentina, el consumo reciente de alguna droga ilícita pasó del 3.6% en el año 2010 a 8.3% en el 2017. Según este informe, hubo un gran aumento en las tasas de consumo de marihuana, cocaína, éxtasis y de alguna droga ilícita” (4).


2.- El crecimiento de la venta minorista: “En el período 2010-2015 se observa un importante incremento del registro de venta de drogas en el barrio. En otras palabras, aumenta de manera significativa la proporción de hogares que perciben de manera directa o indirecta que en su barrio se venden drogas ilegales. A finales de 2015, casi 5 de cada 10 hogares identifican la venta o tráfico de drogas en su calle, manzana o vecindario. Los valores más altos en el registro de venta de drogas corresponden a las regiones urbanas de mayor concentración de población (el amba y la Región Pampeana), así como también al norte del país (nea y noa). Sin embargo, las regiones que registraron mayor crecimiento entre 2010-2015 fueron la Patagonia y el nea, así como también el Conurbano bonaerense” (5).


¿Como se han expandido las Organizaciones Narcotraficantes?


El Narcotráfico va más allá de la relación económica, pues para garantizarla requiere de un conjunto de condiciones que aseguren que el producto llegue a su destino, para ello tiene que vencer las barreras de control predispuestas por cada estado, principalmente la policía. No solo se enfrenta a ellos, sino también entabla relaciones a través de la corrupción con fines de protección o permisión. Entonces comprende un “Sistema de relaciones, con jerarquías y asociaciones temporales; centrado no sólo en depredar sino en suministrar bienes y servicios ilegales en un mercado diverso; con capacidad de coacción y uso de la violencia contra quienes le retan (grupos criminales rivales o el Estado); durante cierto tiempo—en todo caso longevo” (Garzón, 2008, p.30).


Esas relaciones son clientelares (6) que generan un circuito que es imprescindible para el desarrollo y expansión del microtráfico, así lo afirma Sain a decir que: “En Argentina es que la tutela policial a los embrionarios grupos narcotraficantes configuró la condición necesaria para la expansión y estabilización del mercado ilegal de drogas, debido a que permitió y garantizó el despliegue y dominio territorial imprescindible” (Sain, 2009, p. 143).


¿Cuáles fueron los factores determinantes en la relación Policía Narcotráfico, para el desarrollo del microtráfico?


Toda relación tiene una estructura en la cual se apoya la dinámica de su funcionamiento y tiene un porque, una finalidad. Entonces de la relación Policía y Microtráfico se pueden extraer esos factores, agrupados en dos grandes ejes: Estructurales y Funcionales.


1.- Factores Estructurales: Pueden ser definidos como aquellos que resultan necesarios para la existencia y permanencia de un organismo. Dentro de esta tenemos condiciones sociales del narcotráfico y condiciones de precariedad situacional e institucional.


A.- Condiciones Sociales: El microtráfico esta circunstanciado a una realidad social y política que contribuye a su expansión. Los factores que influyen son: Penetración Cultural de la Droga, Legitimación de la Violencia y las representaciones sociales de la problemática.